En esta zona es muy ostensible el envejecimiento cutáneo, nuestras manos presentan una piel fina con manchas siendo visibles las venas. Mediante luz pulsada y la infiltración de sustancias de relleno devolveremos la juventud perdida.

Conoce cómo lo hacemos.

El Fotorrejuvenecimiento IPL facial es un tratamiento no-invasivo de toda la cara, cuello, escote y dorso de manos, en los que se emplean una Fuente de Luz Pulsada Intensa - IPL de banda ancha que permite la resolución efectiva del eritema y enrojecimiento facial, así como la consecución de una mejoría visible de la piel con signos de fotoenvejecimiento.

Por regla general y para conseguir unos resultados optimizados, se realiza una serie de tres o más tratamientos a intervalos de tres semanas. Aunque a veces con una sola sesión y según las características del paciente, puede ser suficiente. Se seleccionan unos parámetros específicos de tratamiento con el objetivo de evitar que el paciente se vea obligado a tener un periodo de convalecencia a consecuencia a los tratamientos.

El Fotorrejuvenecimiento IPL Facial ofrece varias ventajas frente a otras modalidades de rejuvenecimiento de la piel incluyendo el resurfacing con láser, el peeling químico y la microdermoabrasión.

La mesoterapia es un tratamiento cosmético médico no quirúrgico. La mesoterapia emplea múltiples inyecciones de medicamentos farmacéuticos y homeopáticos, extractos de plantas, vitaminas y otros ingredientes en la grasa subcutánea.

Las inyecciones de mesoterapia tienen como objetivo destruir las células de grasa adiposas, mediante la inducción de la lipólisis (la rotura y la muerte celular entre los adipocitos).

La hidroxiapatita de calcio es un tratamiento estético de última generación; es un implante inyectable blando, seguro, sencillo e inmediatamente eficaz. La textura, que es como la de una crema, se mantiene blanda, es natural al tacto y permanece en su lugar durante muchos meses o años.

Dado que la hidroxiapatita de calcio es un producto biocompatible, no es necesario esperar resultados de pruebas de alergia, y puesto que es biodegradable, se adapta perfectamente a las necesidades estéticas del rostro, siempre cambiante.

El ácido hialurónico es un componente de nuestra piel, articulaciones, huesos y consiste en un gel transparente capaz de hidratar y dotar de elasticidad al cuerpo.

Nuestro cuerpo tiene muy poco hialurónico, tan solo 1,5 g, pero se puede fabricar e inyectar en la piel para recuperar el VOLUMEN y la ELASTICIDAD que la piel envejecida pierde. Como no es una proteína sino un azúcar complejo, no puede inducir reacciones alérgicas.

Tiene dos enormes ventajas como material de relleno:

1) Se puede eliminar en cualquier momento con una simple inyección de su antídoto: la hialuronidasa, que en pocas horas lo deshace.
2) Con el tiempo se va convirtiendo en colágeno que el propio cuerpo genera, con lo que se convierte en uno de los materiales perfectos para rejuvenecer.