Con el paso de los años perdemos ácido hialurónico y colágenos, nuestra piel sin vuelve sin brillo, más fina y deshidratada.

Mediante pequeñas inyecciones de ácido hialurónico, así como infiltración de gas logramos devolver la luminosidad atenuando las arrugas y devolviendo elasticidad a nuestra piel.

Conoce cómo lo hacemos.

La Mesoterapia consiste en la inyección en la superficie de la piel de sustancias que ayudan a recuperar el agua perdida y el colágeno que desaparece con el tiempo.

La Mesoterapia facial, a la que comúnmente se llama vitaminas, está indicado en todos los grupos de edad.

Consiste en la inyección de una mezcla de ácido hialurónico no reticulado, vitaminas del grupo A (retinoides) y C, antioxidantes y otras sustancias estimlantes de la formación del colágeno.

Está demostrado que la inyección de ácido hialurónico tanto reticulado como no reticulado incrementan la fabricación del colágeno en más de un 100% en los siguientes meses a su inyección.

Esto es lo que se persigue con la Mesoterapia, donde pequeñas gotas de producto son inyectadas en toda la superficie de la piel para estimular el colágeno y el rejuvenecimiento de la superficie de la piel.

La Carboxiterapia es una buena alternativa a la liposucción para personas que no están dispuestas a pasar por la anestesia y las operaciones quirúrgicas.

También esta indicada para los tratamientos de antienvejecimiento, tratamientos anticelulíticos y para la reducción de arrugas y estrías.

Debido a las propiedades vasodilatadoras del CO2, el procedimiento se usa también para tratar las enfermedades vasculares isquémicas.

La carboxiterapia produce un blanqueamiento de las ojeras, a consecuencia de mejorar la micro circulación de esa zona,sin necesidad de inyectar ningún producto y sin efectos secundarios, así como es un buen tratamiento para los problemas de alopecia o perdida de cabello.