Realizaremos un verdadero drenaje linfático mediante la inyección de CO2.

Conoce cómo lo hacemos.

La Carboxiterapia es una buena alternativa a la liposucción para personas que no están dispuestas a pasar por la anestesia y las operaciones quirúrgicas.

También esta indicada para los tratamientos de antienvejecimiento, tratamientos anticelulíticos y para la reducción de arrugas y estrías.

Debido a las propiedades vasodilatadoras del CO2, el procedimiento se usa también para tratar las enfermedades vasculares isquémicas.

La carboxiterapia produce un blanqueamiento de las ojeras, a consecuencia de mejorar la micro circulación de esa zona,sin necesidad de inyectar ningún producto y sin efectos secundarios, así como es un buen tratamiento para los problemas de alopecia o perdida de cabello.

El drenaje linfático manual es una técnica de masoterapia que se engloba en el campo de la fisioterapia y en las técnicas de masaje terapéutico que se dirige a la "activación del funcionamiento del sistema linfático superficial para mejorar la eliminación de liquido intersticial y de las moléculas de gran tamaño y optimizar su evacuación.

Se puede definir como una serie protocolizada de maniobras manuales muy suaves que, basadas en un profundo estudio de la anatomía y fisiología y del sistema linfático, y se realizan con el fin de drenar o desplazar la linfa que por cualquier causa patológica se encuentra estancada a territorios linfáticos sanos para su evacuación normal hacia el torrente venoso.

La clave del éxito del drenaje linfático manual está en el drenaje de las proteínas de los edemas linfáticos, que hoy por hoy, no son capaces de drenarse por medios instrumentales (por ejemplo, la presoterapia, que drena sólo líquido intersticial).