Las venitas antiestéticas que aparecen en las piernas por causas genéticas, ambientales u otras, pueden ser eliminadas mediante la inyección de sustancias esclerosantes y también el láser vascular.

 

Conoce cómo lo hacemos.

Es el método tradicional. Consiste en la inyección de una sustancia, el Etoxiesclerol, que irrita y destruye las paredes de las varices por donde circula. Se debe inyectar y para ello se emplean agujas de fina calibre para colocarlo en el interior de la variz.

Microesclerosis con espuma.

La conversión del Etoxiesclerol en una espuma permite que permanezca durante mucho más tiempo en contacto con las paredes de las varices. La inyección de espuma también se realiza mediante finas agujas pero las molestias son inapreciables, el procedimiento muy cómodo y la eficacia del tratamiento es casi 10 veces superior a la esclerosis tradicional.

Esclerosis con LÁSER.

Aquellas finas varices o varículas imposibles de ser tratadas mediante una aguja se esclerosan mediante láser. La luz del láser cruza la piel e impacta en la sangre de la variz, que caliente destruye las paredes de estos vasos dilatados. Se emplean varios tipos de láser, normalmente el de Neodimio: YAG, cuyo color de luz tiene una gran capacidad de penetración en comparación con otros láseres.