Lo que hace años parecía imposible de tratar, sin aplicar láseres abrasivos es ahora realidad gracias a la inyección de gas CO2, seguro, sin efectos secundarios y eficaz.

Conoce cómo lo hacemos.

La Carboxiterapia es una buena alternativa a la liposucción para personas que no están dispuestas a pasar por la anestesia y las operaciones quirúrgicas.

También esta indicada para los tratamientos de antienvejecimiento, tratamientos anticelulíticos y para la reducción de arrugas y estrías.

Debido a las propiedades vasodilatadoras del CO2, el procedimiento se usa también para tratar las enfermedades vasculares isquémicas.

La carboxiterapia produce un blanqueamiento de las ojeras, a consecuencia de mejorar la micro circulación de esa zona,sin necesidad de inyectar ningún producto y sin efectos secundarios, así como es un buen tratamiento para los problemas de alopecia o perdida de cabello.